SANTA FE, PARADOJAS DE LA ESCRITURA

Publicado el: 07/04/2017 / Leido: 7426 veces / Comentarios: 0 / Archivos Adjuntos: 0

Compartir:

SANTA FE, PARADOJAS DE LA ESCRITURA

Por: Víctor Hugo Arévalo Jordán

 

Para comprender correctamente un análisis rápido sobre las formas escriturales en un área determinada, "es preciso efectuar un estudio previo de la grafía de cada época y de cada cronista o escritor en particular, hacer el careo en cada caso con las formas presentadas por otros escritores a fin de sacar en limpio el fonema en boga por aquellos tiempos. Esto compete a la paleografía".[i]

La Paradoja, designa una conclusión contradictoria en apariencia que se deriva de lo que se plantea como premisas válidas. Las paradojas se conocen desde la época del filósofo griego Zenón de Elea en el siglo V a.C. Muchas paradojas, tras ser sometidas a examen, resultan estar basadas sobre premisas o argumentos falsos, o sobre presuposiciones incompletas que subyacen en los sistemas lógicos implicados. Otras paradojas, de cualquier modo, son más difíciles de resolver y su estudio contribuye a la evolución del conocimiento moderno.

Las paradojas semánticas dependen de la estructura del lenguaje, y asimismo la paradoja se utiliza a menudo como un recurso retórico en epigramas, poesía y otras formas de la escritura literaria.

CULTURA ESCRITA, DOMINACIÓN Y CLASES POPULARES

Inicialmente rechazamos la posibilidad de aplicar el modelo “cultura de élites” contra una "cultura popular" a Santa Fe, consideramos para ello que:

En la sociedad Santafesina, como en las americanas, se continúa con la práctica de cultura escrita, con acceso desigual de diferentes grupos sociales en función de su posición jerárquica de poder.

El proceso de desarrollo de una cultura basada en la escritura y en los potenciales de la "razón gráfica" es llevada a cabo por un sector social funcionalmente especializado: el clero. La enseñanza se practica por grupos religiosos como implementación de la doctrina religiosa de la que son portadores.

No existe un modelo cultural único de referencia, la cultura escrita de origen clásico (extranjero) se inserta en un medio social caracterizado por la oralidad y lo consuetudinario (aborigen). El modelo que consagra la centralidad cultural de la escritura (la "relación occidental con la escritura" de D'Haenens), se desarrolla una vez organizada la sociedad en sus predios de territoriedad, consagrando la preeminencia de lo escrito y relegando progresivamente la oralidad aborigen a áreas cada vez más excéntricas, alejadas del los distintos círculos del poder, a lo popular" e, incluso, lo "marginal". Esto añade complejidad al proceso de apropiación de lo escrito por la sociedad Santafesina.

Al analizar el papel de la escritura en las relaciones sociales se distinguen como categorías relevantes y no como términos de clase, entre clérigos y laicos.

Ello no implica negar la relevancia de la escritura en el ejercicio de relaciones sociales de poder y subordinación. Más bien, se trata de enfatizar lo específico del escrito, como instrumento de poder del estamento clerical en contraste con los sectores laicos. Se distinguen tres grupos claramente diferenciados: el clero, que preferentemente escribe en escritura “humanística”, los señores laicos que preferentemente escriben en escritura “cortesana” y los grupos de personas aprendices que terminan escribiendo en escritura “procesal”, el último grupo, numeroso, es el analfabeto. Se pueden analizar las relaciones de cada uno de estos grupos sociales con los dos sistemas culturales coexistentes: oralidad y cultura escrita.

Verificamos este modelo a partir de ejemplos concretos suministrados por las fuentes, que en alguna medida nos permitan experimentar la intermediación de la escritura en establecimiento y ejercicio de relaciones de poder.

ESCRITURA Y CLASES POPULARES EN SANTA FE EN EL TRANSITO A LA REPUBLICA.

Esto justifica que en los archivos históricos, el personal, dedicado a las tareas técnicas, se han formado empíricamente en la lectura de los manuscritos; tal como ocurrió con los copistas de los scriptorium, que transcribían documentos para su difusión o efectuaban copias por encargo de historiadores; adquiriendo una gran destreza en el descifrado de textos antiguos, considerando a la paleografía como una simple disciplina auxiliar en sus quehaceres eruditos.

Los conocimientos empíricos se restringen, a la letra procesal y encadenada. La paleografía científica o crítica, estudia el desarrollo de estas letras a partir de la cortesana o de la gótica, consecuente de la paleografía medieval latina, cuyo conocimiento facilita un mejor entendimiento de la paleografía hispanoamericana.

Analizamos el acceso a la escritura por aquellos que no son profesionales de la escritura, en Santa Fe.

El periodo cronológico se extiende desde mediados del siglo XVI. El momento inicial se condiciona por las fuentes existentes, Actas de gobierno (cabildo) y correspondencia. Desde el inicio de la vida administrativa de Santa Fe, se verifica el registro de firmas de miembros del Cabildo y correspondencia emitidas por las instituciones. Indicando que se ha iniciado un proceso de alfabetización que alcanza, a los grupos dirigentes de ciudades, los cabildos. Dicho proceso se extiende a un grupo amplio de personas, casi siempre varones, que precisan de la escritura para relacionarse con la Administración.

Es a través de los escritos de relación con la Administración como se analiza:

La expansión de la escritura (alfabetización), que se consolida en la primera mitad del XVI.

Los niveles de ejecución gráfica.

El modelo de escritura empleado. Sobre todo cuando se trata de la procesal, y la procesal encadenada. Posteriormente la caligráfica.

Los escritos de relación como fuentes se conservan en los Archivos públicos de la región que conservan el fondo histórico de esta época, y el Archivo Histórico de Actas de Cabildo de Santa Fe. Los tipos de documentos son:

1º) Peticiones (instancias) dirigidas al concejo. Aunque hay muchas redactadas por profesionales de la escritura, generalmente en letra cortesana "formata" y "redonda", en otras se aprecia una letra personal.

2º) Cartas. Aparte de los escritos de relación entre los concejos, hay cartas que escriben mensajeros desde la Corte de España, desde las Chancillerías y otros lugares, al concejo, explicando cómo van los asuntos o pleitos. Normalmente no son escribanos, pero sí tienen un buen nivel de ejecución gráfica (pueden ser letrados bachilleres, etc.). Por último, hay algunas cartas de carácter personal, dirigidas al escribano del concejo o a alguna persona próxima a él.

3º) Recibos (albaranes). Los más antiguos pertenecen a autoridades políticas, que suelen firmar y, en ocasiones, redactan una pequeña carta de pago. En el siglo XVI hay ya recibos manuscritos de regidores reconociendo haber cobrado su salario y otros de menestrales por la realización de obras, sobre todo en los “libros de Fábrica”.

4º) En documentación dispersa se puede encontrar en escritura realizada por minorías sociales.

FUNCIONES DE LA ALFABETIZACIÓN 1827

En 1827 se publica en Santiago de Compostela la Memoria dirigida á S.M. por el Dr. D. Santiago Pastoriza Taboada y Martínez, Canónigo de la S. A. I. M. de Santiago, y vocal de la Real Capital Inspectora de Escuelas de primeras letras de Galicia...sobre la gran necesidad y fácil establecimiento de escuelas en este Reyno.

Consideremos como primer orden para una alfabetización, las dos funciones primordiales de la escritura:

1.- La capacitación para el desarrollo personal

2.- La promoción del buen orden social.

Posteriormente, con la intelectualización de “la palabra” de Giambatista Vico, la escritura cumple la función de fijar al idioma.

Para los absolutistas, el buen orden social está ligado al trono y al altar. Leer, escribir y contar —las primeras letras— son la raíz, principio y fundamento de todo lo demás. Descuidar este aprendizaje es causa natural para no contar con "varones insignes en todas las ciencias y artes".

Lo paradójico es que no se tiene conciencia de la necesidad de que la alfabetización se haga en la lengua materna del educado, en el caso santafesino, el guaraní. Esto hace pensar que el desarrollo personal atribuido a las letras tiene carácter elitista y el orden social que se promueve es mera sumisión al trono y al altar.

COMUNICACIÓN EPISTOLAR ENTRE MIGRANTES Y SUS FAMILIAS

En el ámbito de los estudios históricos y culturales, cada día es más evidente el crecimiento de un profundo interés por indagar en torno a la escritura y sus productos. Chartier (1994), en su Lecturas y lectores en la Francia del Antiguo Régimen, ilustra muy oportunamente esta situación al apuntar: "Destinada a disciplinar las conductas, a encarnarse en gestos y opiniones, la civilidad consiste, ante todo, en textos y libros".

El objetivo central de este estudio fue realizar una serie de análisis que nos permite un acercamiento a la escritura como objeto de estudio.

Describir una de las prácticas sociales de escritura más significativas (la comunicación epistolar)

Aportar elementos y argumentos a la discusión en torno a la relevancia del análisis de las prácticas de lectura y escritura como vía para el estudio de fenómenos sociales.

El corpus analizado está conformado por un subconjunto de ... textos/carta privadas, de carácter familiar; todas ellas recibidas en Santa Fe, con tradición de migración laboral que se encontraban en condición de trabajadores migrantes internacionales.

Tratándose de comunicación epistolar, cuando se menciona el producto escrito (las cartas del corpus) es ineludible referirse a las características de quienes escriben y leen; así, para este estudio, definimos dos claros y grandes ingredientes para su análisis: a) la población usuaria de los textos/carta (productores y lectores incorporados en una dinámica de migración laboral internacional) y b) los propios textos/carta.

Los resultados encontrados permiten asegurar que indagar sobre las características de los textos:

estructura,

temáticas

soporte

instrumentos para escribir,

extensión,

condiciones de su producción y lectura

quién escribe

a quién,

dónde se escribe,

cuándo y con qué frecuencia se hace.

Es una vía de acceso no sólo para describir las prácticas sociales de escritura, sino comprender los fenómenos sociales en las que dichas prácticas son partícipes.

EL ESCRIBANO PÚBLICO: MEDIADOR DE LA CULTURA ESCRITA.

Desde la colonia el escribano público tiene una larga historia en Santa fe. Desde el inicio del dominio español, los escribanos tuvieron un lugar importante en la vida pública y la burocracia emergente.

Este trabajo presentará una descripción y análisis del trabajo de los escribanos públicos contemporáneos. Basado en una investigación cualitativa teórica y metodológicamente fundamentada en la etnografía de la comunicación, se detalla el papel de mediador que el escribano público desempeña entre sus clientes de la clase popular y la cultura escrita convencional.

Se destaca al escribano como interprete de los propósitos del cliente, da una forma escrita a sus solicitudes y utiliza o transforma lo convencional de la escritura para crear los documentos requeridos. A través de la utilización de los documentos producidos por los escribanos, los clientes logran acceder a aquellos espacios sociales que exigen una participación mediante la escritura.



[i] Rvdo. León Strube E. En: Técnica etimológica y etimología andina, separata Revista de la Universidad Nacional de Córdoba, Año XXX, Nos. 5-6, 1943, 3-4.

 

Publicado el: 07/04/2017 / Leido: 7426 veces / Comentarios: 0 / Archivos Adjuntos: 0

Compartir:
Dejar comentario

Comentarios